Con más convocatoria que nunca

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este año la Fiesta del Salame superó todas las expectativas • Todos los días hubo mucho público pero el domingo el predio se vio desbordado • Anoche Los Auténticos Decadentes ponían fin a una edición histórica.

La corriente inmigratoria de fines del siglo XIX y principios del XX, hizo que Mercedes fuera la cuna de acogida de miles de italianos que buscaban aquí, aquello que en su patria natal no encontraban: oportunidades para desarrollarse en la labor de la tierra e  insertarse en las industrias y las ciencias; todas ideas que la constitución de 1853 parecía garantizar.

De esta manera, las familias fueron tomando lugar en las zonas que hoy son la periferia de la ciudad; y sus costumbres comenzaron a proliferarse incluso entre los criollos. Tal es así, que la tradición de la carneada se arraigó al punto tal de hoy darnos la oportunidad de agasajar al mejor productor de salame quintero de todo el país, mediante una fiesta nacional.

Este año, la 45 edición de la fiesta, contó con un marco de público que rompió todos los pronósticos y expectativas. Mercedinos, visitantes de ciudades aledañas e incluso de otras provincias se dieron cita en el predio del ex Martín Rodriguez, para vivir tres jornadas a pura gastronomía, música y cultura

El viernes 6 se llevó adelante la tradicional apertura y la elección del nuevo embajador; elección que recayó en Martín Velazco . El acto inaugural de protocolo estuvo a cargo de las autoridades comunales. El primero en hacer uso de la palabra fue el Director de Producción, Marcelo Denápole, quien destacó la labor que se viene realizando en esta gestión anunciando que ese mismo día se había sellado una exportación de nuez de pecán a Tailandia (ver aparte).

Luego fue momento para las bendiciones que partieron desde Osvaldo Garrido en representación de los evangelistas y el arzobispo Agustín Radrizzani.

A su turno el intendente Juan Ustarroz destacó la decisión política del entonces intendente y actual diputado nacional Carlos Selva de jerarquizar la Fiesta señalando que “lo más importante es que tengamos visión de futuro, que tengamos en claro que estas fiestas son muy importantes para nuestra comunidad. Son una oportunidad, y sobre la base del esfuerzo, el trabajo y la unidad vamos a salir adelante”, dijo.

En cuanto a la propuesta artística de la primera noche, la oferta fue diversa: apertura del ballet municipal “estrella del sur” en el escenario mayor y una posterior consecución de artistas de estilo variado tales como “Menta y limón”, “La Clave”; y el espectacular cierre de “El Polaco” que terminó por darle el broche de oro a una jornada tropical y popular. A pesar del frío la presencia de público era muy importante y anunciaba el éxito de este evento.

Segunda jornada

El sábado 7 continuó con las actividades a partir del mediodía con la peña folclórica que duró hasta las 17 horas. En paralelo, en el escenario mayor, el espectáculo lo inauguró “Fernando Pazos y la yunta”, para luego finalizar con “Destino San Javier” ya cerca de la medianoche.  Al igual que el viernes, la gente –en presencia muy numerosa- se quedó bastante tiempo después del cierre de los shows sobre el escenario mayor.

En la mañana del sábado el evento contó con la presencia de María Eugenia Vidal quien junto a dirigentes de Juntos por el Cambio local e integrantes de la comitiva recorrió distintos stands y posó en varias fotos con seguidores de la gobernadora.

Ya en horas de la noche llegó a la fiesta junto al diputado nacional Eduardo Wado de Pedro el reconocido neurocientífico Facundo Manes, quien recorrió todo el predio y las distintas instalaciones.

Hasta aquí, se había vivido una fiesta que sin dudas, dejaría magnetizado a cualquier turista o local: música de todo tipo y para todos los gustos, comida en el mismo sentido y precios accesibles para toda la familia.

Sin embargo, el domingo el predio se llenó completamente y la idea de estar satisfechos con lo hasta aquí ocurrido, ahora quedaba chica. Probablemente por la trayectoria taquillera de la banda que tenía a cargo el show final y también porque las condiciones climatológicas fueron perfectas.

Profecía cumplida

Ya a las 9 de la mañana –mientras personal municipal re acondicionaba el predio- comenzaron a llegar los primeros contingentes. Y los organizadores creían que iban a estar en un evento sindular.

Lo cierto es que antes del mediodía el lugar se fue ocupaba rápidamente y ya se hablaba de las largas colas de automóviles que venían por la ruta 5 para Mercedes y la espera del público para poder ingresar al predio.

Cerca de las 14 horas algunos productores comenzaron a quedarse sin chacinados y los cantinas de los clubes no daban a vasto con la atención al público. Todos los stands tenían colas de espera. Para la hora de la premiación, casi no había lugar para caminar. La oportunidad sirvió para honrar a dos ciudadanos mercedinos: Romina Fernandez – atleta mercedina ganadora del oro en el Parapanamericano disputado en Perú en lanzamiento de clava – e Ismael Boccardo, por su colaboración en las diferentes ediciones de la fiesta.

A las 17:30 horas, mientras en el escenario mayor se conocían los premiados, había casi dos cuadras de cola en la entrada de la 2 que era la utilizada mayoritariamente por los turistas. Mientras que en la 6 había también una importante concurrencia.

El galardón otorgado por la cámara económica al mejor stand, se lo llevó “Don Quico” (ver pág 6). Luego vino la premiación a la producción del salame quintero, probablemente uno de los momentos más esperados. El ganador resultó ser Santiago Picone, quien obtuvo un puntaje de 368.

El show continuó con el ánimo del público creciente, inspirados por un espectáculo de cierre que prometía clásicos para cantar en modo karaoke a todo volumen. El clima comenzó a construirlo el taller de percusión municipal, con ritmos y sonidos pegadizos que hicieron bailar a todos. Más tarde “Salamines”, contribuyó con lo suyo a esa burbuja de fiesta que podía sentirse e incluso oírse desde los extremos de la ciudad.

Finalmente, llegó el turno de “Los auténticos decadentes” que habían llegado temprano a Mercedes, se habían preparado un asado atrás del escenario y ya cerca de las 20 arribaron al escenario con un marco de público espectacular y nunca antes visto. Hicieron sonar sus canciones emblema y los espectadores vibraron con el show.

De esta manera, la edición 45 de la fiesta nacional del salame quintero llegaba a su fin, con un total de asistentes estimados en 60 mil durante las tres jornadas. Una fiesta que sentó precedente en lo que a éxito respecta y que seguramente servirá de atracciones para los años venideros.

  Compartir:

Autor: Mariano Oyarzu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*