caro

Carolina Galeano: “Me llena ser una compañía para mucha gente”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Su vida está cruzada por su pasión por la radio y la televisión, y el poder ayudar a otros otorgándoles la posibilidad de un trabajo • Una joven emprendedora con muchos proyecto y que busca día a día crecer y dar lo mejor de sí.

 caro

Por Yesica Landola

Carolina Soledad Galeano nació en Mercedes el 26 de septiembre de 1983. Estudió en la escuela Normal y realizó la tecnicatura en Periodismo en el Instituto Ciudad de Mercedes.

Fue conductora radial, televisiva y actualmente lleva a adelante el ciclo AQTv (Antes que te vayas a dormir) que se emite por Cablevisión de lunes a jueves a las 23 horas y los viernes desde las 21, junto a Diego Marú.

Del ámbito privado, pasó a estar a cargo de la Oficina de Empleo del municipio en donde se desempeña actualmente.

Su familia más cercana está compuesta por su padre, Hugo Galeano, su madre Elsa Martino, su hermana Elisabeth, y sus abuelos: Roberto Martino y Elvira Oliva. Y actualmente se encuentra en pareja con Néstor Pagano.

Entre sus pasiones se encuentra el teatro, que practica desde los 8 años, y hasta forma parte de las filas de Lesionados por el Corcho.

¿Cómo fue que decidiste estudiar periodismo?

– En realidad yo quería ser locutora, estudiando en el ISER. Fui a dar el examen, me mudé a Capital, trabajé mucho y estaba casi segura que entraba. Pero por un punto no lo logré. No me había anotado en otra carrera, y me volví a Mercedes. Al poco tiempo me dijeron que se había abierto la carrera de periodismo y me anoté enseguida porque era una alternativa a lo que era locución. La tecnicatura me encantó y me recibí. Y ahora estoy cursando el tramo docente para poder dar clases de comunicación y cultura.

¿Por qué locución?

– Es algo que me nació de muy chica. Tengo mi familia, por parte de mi papá, en General Rodríguez. Me acuerdo de ir los domingos al mediodía a almorzar allá y volver en el auto con mi hermana, en la parte de atrás, jugando a hacer radio con el parlante. Pasaban un tema, lo presentaba; le hacía notas a mi hermana, hacía las publicidades. Tenía ocho o diez años.

Después a los 16 años hice el curso del ISER que se estaba haciendo en la ciudad, con todos los niveles. En el año ’98 hice un programa de radio con Ezequiel Montuori que se llamaba “Viva la Radio” que se emitía por Radio Vida.

No sé porqué, pero siempre me gustó el hablar. Tener cierto timbre de voz que ayuda también, heredado un poco de mi papá y mi abuelo que era cantor de tango. Me gustó siempre y me sigue gustando.

¿Qué otras incursiones hiciste en radio?

– Después de Viva la Radio, en el 2001 estando en el último año del secundario lo conocí a Alberto Florella, mientras era promotora de Telered.

En ese momento, además, iba a bailar a Aeropuerto en Giles. Siempre que iba, como me había hecho conocida del locutor de ahí, terminaba haciendo locución en broma.

Tanto lo hice que me escucharon los dueños de Radio Val de Giles, y me propusieron hacer una prueba para trabajar allá. Acepté pero cuando estaba a punto de ir con todas las dudas que uno tiene a los 18 años, hice la promoción de Telered y me vino a hacer una nota Florella. Me preguntó que hacía, qué iba a estudiar y le conté todo. Cuando terminamos la nota me propuso hacer una prueba para el programa de él. Entre viajar a Giles y quedarme acá, opté por quedarme.

Mi prueba fue en unas elecciones, desde las 10 de la mañana a las 22 horas. Casi renuncio porque fue terrible, agotador y complicado con todo lo que conlleva una elección y más sin conocer nada. Pero después terminé siendo parte del equipo junto con Maneco y Mario. Estuve con ellos tres años y medio.

Después hicimos “Agazapados” con el Chino Casco los sábados a la noche, que era un programa de chimentos y después con Marcela Rodríguez los sábados a la mañana con “Dale que va”, también unos tres años. Actualmente no estoy haciendo nada en radio, pero sí en televisión.

Y ahora en la tele, ¿Cómo lo vivís?

– A mi me apasiona la radio. Y hacer televisión era algo que nunca se me había cruzado. Con Marcela, en el programa “Nosotras”, empecé a hacer la voz en off en el 2008 o 2009. De a poco me empezaron a mostrar, pero me gustaba lo anónimo.

En el 2010, Eva Aguilera no estuvo más y Marcela me ofreció hacer el programa con ella. Me gustó y luego de que se terminara el programa surgió la propuesta con Pedro Caramelo y con Diego de hacer AQTv con el que cumplimos el pasado viernes 200 programas.

La verdad la radio se extraña mucho… Pero también es cierto que hoy no tengo tiempo.

También siendo parte ya de la planta municipal fuiste convocada a hacer la conducción de algunos eventos…

– La conducción de eventos comenzó cuando entré en Prensa el año pasado. Y si bien hoy no estoy en esa área cada vez que puedo lo sigo haciendo.

Nunca me había tocado estar en eventos multitudinarios, pero con Diego nos llevamos muy bien y ya nos conocíamos por el programa.

El viernes de la Fiesta Nacional del Salame estuvimos en la conducción con él, y fue algo importante para mí.

También estuve en la conducción del Desfile Cívico Militar y fui la “voz del estadio” del “Mercedes con cierto Rock”. Fue algo que me encantó porque estaba esa cosa del anonimato presente…

Y en los desfiles cívicos estuve leyendo las reseñas, con un poco de nervios porque era formal y no te podías equivocar y era algo que había que ir rapidísimo.

¿Cómo fue la vivencia de este ciclo en AQTv, algo novedoso por el horario y el contenido y que evidentemente gustó a mucha gente?

 – De pronto me encontré haciendo un programa todos los días, con mucho embale. Es cierto, el cuerpo te pasa factura… Pero si algo te lleva a seguir es lo que provoca el programa, lo que nos divierte, lo que nos hace bien. Y nos damos cuenta que a la gente le pasa lo mismo.

Y uno a veces no mide la magnitud de la gente que te ve y lo que le pasa a cada uno de ellos. Te pasa que te cruzas con las personas, te dicen cosas y eso es algo maravilloso.

Siempre que estuve en los medios lo que me pareció más reconfortante es lo que te dice la gente. Más todavía cuando te cruzas con gente que está sola y toman a la radio y a la televisión como una compañía, y te enterás que hasta te hablan… Eso me llena mucho, porque hasta le llegas a hacer compañía cuando están cenando.

Este año, además, tuvimos la oportunidad de ir a Ideas del Sur a realizar una cobertura. Super agradecida a Pedro Caramelo y a Mariano Elizondo porque hoy en día no es fácil entrar a esos lugares por la puerta grande y tener todo el permiso para hacer notas. Es una buena oportunidad y una buena experiencia para nosotros.

 

 

A dar trabajo

Otra parte importante de su vida es su vinculación con un área importante del municipio, en la cual se desempeña tras haber estado varios años en una empresa privada. Actualmente es la responsable de la oficina de empleo.

¿Cómo fue el comienzo de esta etapa de tu vida?

– Uno a veces descubre cosas en la vida. En el 2005 empecé a trabajar en una empresa de recursos humanos que no tenía nada que ver con el periodismo y la locución. Entré desde abajo, por el tema de las entrevistas –lo que me habilitaba el título – y se trabajó mucho. La empresa creció mucho, y les estoy muy agradecida por el valor que me dieron. Cuestiones de la vida me llevaron a buscar otras cosas, y el tiempo que me demandaba el trabajo no me lo permitía.

Cuando me ofrece el intendente Carlos Selva hacerme cargo de la oficina, por la experiencia que yo tenía, lo acepté. La verdad estaba muy bien en prensa, hacía lo que me gustaba. Pero la satisfacción de darle trabajo a la gente es algo hermoso, y al día de hoy me los encuentro y son muy agradecidos.

El intendente me necesitaba en ese lugar y decidí empezar a trabajar en la oficina, donde encontré muy buenos compañeros.

Darle trabajo a la gente no es ponerlos en un lugar y ya. Hay que capacitarlos, hacer cursos, y saber el perfil de cada uno para poder ubicarlo en el lugar donde se los necesita. Nosotros somos un nexo entre las personas y las distintas empresas.

Tenemos muchos programas y capacitaciones; buscamos lograr nuevos programas y siempre buscamos crecer en la red de empleo. Hacemos capacitaciones en las escuelas para que los chicos sepan cómo salir a buscar un trabajo cuando terminan de estudiar, entre otras cosas

Nosotros articulamos con los centros de formación, las empresas y la gente que se acerca a nosotros. Por eso es una red. Dependemos de otros, trabajamos en conjunto con ellos y por suerte estamos trabajando mucho para que la oficina crezca todavía mucho más.

¿Cómo se puede acercar la gente a este servicio?

– Se pueden acercar a la oficina, que depende de Desarrollo Social y por eso se encuentra en el Instituto Unzue de calle 28 y 47. O también nos pueden encontrar en Facebook como “Red De Empleo Mercedes”.

Se tienen que acercar con la documentación que es: fotocopia de DNI, de Cuil, título secundario si lo tienen. Se presentan para una entrevista laboral y ahí pasan a formar parte de una base de datos desde donde les proponemos los trabajos que nos van solicitando. Buscamos que cada empresa llegue al postulante que corresponde.

Para cerrar ¿Qué proyectos tenés en los distintos ámbitos de tu vida?

– Proyectos, muchos. Pero hoy día pienso en trabajar mucho más para que la oficina de Empleo siga creciendo. Seguir con la televisión y hacer todo lo que el tiempo me permita. Pronto termino el tramo docente y espero poder comenzar a dar clases.

Esto a corto plazo, pero siempre van surgiendo cosas y en todas ellas busco dar lo mejor de mí.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •