Análisis: Perdiguero, “dirigente de acción”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un paro por tiempo indeterminado sin notificarlo al Ministerio es una medida con pocos precedentes • Datos y trascendidos que podrían haber impulsado una acción de lucha imprevista.

El dirigente Humberto Perdiguero logró sumar las voluntades para ser designado secretario general de la UOM Mercedes. En ese camino dejó a un lado a otros hombres que bien podrían haber ocupado el lugar. Por caso Silvio Verde –que no integra más la comisión- o el propio Fernando Nuñez que quedó relegado como adjunto.

Inexplicable y repentinamente Perdiguero dejó el papel de dirigente dialoguista para ser uno de barricada. “Yo dije que iba a ser un dirigente de acción, no de omisión, ni de sedentarismo” les dijo a los trabajadores reunidos en la puerta el viernes al mediodía cuando ya había pedido la intervención del Ministerio de Trabajo. En su discurso parece hacer una crítica al papel de la UOM Mercedes en las anteriores comisiones. Y dejó en claro su deseo de convertirle en un duro.

Pero en ese camino Perdiguero cometió varios errores. Primero omitió informar al Ministerio de Trabajo la decisión de la seccional Mercedes de llevar adelante la medida de fuerza. Y también a la empresa.

Si bien el paro no fue considerado ilegal, cumple con todos los requisitos para ello. Y el gran problema que enfrentarán los trabajadores –los que se sumaron al paro por convicción y aquellos que no tuvieron la posibilidad de ingresar a la fábrica- es qué pasará con los días caídos.

Y es que la medida de fuerza jamás fue oficializada, o sea que todos los trabajadores que no concurrieron faltaron y sin aviso durante cinco días. Lo cual puede acarrear penalidades.

¿Qué hará Aceros Borrroni?. Es una pregunta que aún da vueltas en la cabeza de los funcionarios del Ministerio de Trabajo y en la de los propios letrados que asistieron al Sindicato en la audiencia del viernes.

 

La cuestión política

Muchos de los trabajadores que cuestionaban la decisión del Sindicato, afirmaban que existía un trasfondo político. Y es que rápidamente se hicieron presentes distintas agrupaciones y el piquete tomó características electorales. Hubo quienes sostenían que –en realidad- Perdiguero buscó consolidar protagonismo a propósito de su reciente incorporación a la lista de un movimiento vecinal como pre candidato a concejal. A muchos les llamo la atención que el secretario general de la UOM acepte ocupar un lugar con nulas chances de alcanzar una banca en una fuerza vecinal.

La Agrupación 25 de mayo lleva en su lista a Perdiguero, pero vale decir que el movimiento vecinal –que en su primer momento parecía vinculado al ‘mahiquismo’- se mantuvo lejos del conflicto.

 

La interna sindical

Otra hipótesis que se barajaba es que Perdiguero haya notado la predilección que tenía Abel Furlan por Jesús Guerra, el delegado de FETIA que desde que ingresó a Borroni ha buscado ganar protagonismo y erigirse en la figura sindical de la planta. De hecho fue la CTA y FETIA quienes le brindaron la cobertura gremial cuando la empresa preparaba la artillería para despedirlo.

Efectivamente Furlán se referencia más en Guerra –el ala dura de Borroni- que en la conducción local de la UOM que siempre ha sido más dialoguista. “Yo dije que iba a ser un dirigente de acción”, dijo Perdiguero como dando a entender que las cosas iban a cambiar. Y buscando congraciarse con Furlan, el ala dura del sindicalismo metalúrgico que ganó protagonismo por la crisis de Zárate Campana.

Algunos miembros del consejo directivo de la UOM Mercedes están molestos con la actitud de Perdiguero. Afirman que éste no habría analizado el riesgo de darle tanto protagonismo a Furlán: “quiere quedarse con la seccional Mercedes y no se da cuenta” dicen por los bajos quienes no entienden el repentino interés del dirigente sindical en tener presencia en la ciudad.

Y más aún analizan financieramente qué sucederá con la arcas del sindicato si efectivamente se concreta esa desafiliación que expusieron los trabajadores. Esta línea sostiene que existen intenciones dentro de la mesa nacional de eliminar algunas seccionales y convertirlas en meras regionales. Y que el plan de Furlán es hacer eso con Mercedes para mantener la cantidad de afiliaciones intacta en su seccional.

Sea cual fuera el motivo, nadie entiende lo que hizo Perdiguero: un paro por tiempo indeterminado tras hablarlo solamente con la comisión interna y sin ni siquiera informarlo oficialmente al Ministerio para evitar consecuencias negativas.

Existen muchas contradicciones en el relato de Perdiguero, como para sostener que fue una decisión meditada. Y menos aún consensuada con los trabajadores de la planta.

Y es que tras la fallida audiencia en el Ministerio de Trabajo –el viernes por la mañana- no existieron asambleas con los trabajadores. Y –según dijo el propio Perdiguero- el domingo por la tarde ya se instalaron los piquetes para impedir el ingreso a la planta.

Hay quienes creen que –con esta medida de fuerza- Perdiguero le comenzó a poner fin a su carrera sindical.

  Share:

Author: Yesica Landola

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1 comment

Deja un comentario

*