Amaya destaca medida de fuerza en Frigorífico Navarro

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Indican que la empresa no cumplió con la escala salarial • Hubo un paro de actividades • Desde la empresa realizaron una nueva propuesta, con el compromiso de resolver la situación la semana entrante.

A comienzos de la semana se llevó a cabo una importante medida de fuerza en el Frigorífico Navarro, el cual se encuentra bajo la atención del Sindicato de la Industria de la Carne de Mercedes, el cual es conducido por David Amaya. Dicha medida consistió en un paro total de actividades por parte de los obreros de dicha empresa, dado a que la misma no habría cumplido con pautas salariales que habían acordado.

El Secretario general del mencionado gremio, explicó que: `La empresa no estaba aplicando la escala salarial correspondiente al último tramo del año, consistente en un aumento del 6% en el mes de octubre, el mismo porcentaje en noviembre y 4% más en diciembre, pero desde el frigorífico solamente depositaron $2000 a cuenta. Por lo expuesto, desde el gremio nos presentamos en la empresa a fin de reunimos con autoridades de la misma, que no brindaron ninguna solución. Luego de esto, llevamos a cabo una asamblea junto a los compañeros trabajadores quienes decidieron adoptar una medida de fuerza, consistente en el cese de actividades en la misma. Luego de dos horas, se acercó el gerente quien propuso un nuevo adelanto a cuenta de $2000, y resolver la situación la próxima semana, por lo cual se levantó la medida de fuerza, pero continuamos con el plan de lucha para que los compañeros perciban el salario que les corresponde“.

Conformidad

Amaya se definió como “Orgulloso de los compañeros de Navarro por la postura que tomaron para defender sus derechos. Hoy empezamos un nuevo año y esto es solo el comienzo de un nuevo rumbo”.

Preocupación  

Paralelamente, David Amaya se mostró preocupado: “La economía del país está mal, y los principales damnificados son los trabajadores. Sin ir más lejos, durante el 2018 la inflación superó el 45% y los aumentos salariales estuvieron muy lejos de esa cifra. Por consiguiente, los obreros pierden poder adquisitivo en su salario, mientras unos pocos especuladores se enriquecen con la timba financiera“.

  Compartir:

Autor: Mariano Oyarzu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

*