“Con los aumentos es el Estado el que recauda más”, dijo asesor de la Cooperativa Levín

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El ingeniero perteneciente al área técnica de la Cooperativa Levín explicó la procedencia de los aumentos, el contexto político en que se enmarca y las posibles soluciones • Destacó la imposibilidad de actuar de la entidad.

Como es sabido, los consumidores de energía eléctrica han llegado a percibir una suma que ha alcanzado el 300% con respecto al valor que se acostumbraba pagar.

El ingeniero del área técnica de la Cooperativa Levín, Enrique Jasid realizó una explicación de lo que respecta a la facturación que hoy en día están percibiendo cada uno de los abonados a las distintas distribuidoras debido a que ya sea de la Cooperativa o de EDEN SA los aumentos se recibieron por igual.

Para comprender la situación, el ingeniero partió desde las bases de la regulación del sector eléctrico y la comercialización de la energía eléctrica.

Así fue como indicó que la energía eléctrica se genera, se transporta y en los centros de consumo se distribuye. La regulación no prevé que existan empresas integradas por lo que se segmentó la misma.

Existen una cantidad considerable de generaciones, al igual que existen importantes espectros de demandantes (distribuidores). De esta forma se constituyó un libre mercado por lo que en un principio el Estado no intervino y el precio se fijaba por oferta-demanda.

En el caso del transporte, este se monopolizó pero con regulación de parte del Estado, lo que se conoce como monopolios laterales. Y con la distribución ocurrió lo mismo que con el anterior.

La tarifa tiene entonces dos sumarios: uno el costo de generación (el valor de los electrodos) que proviene de un libre mercado y por el otro un costo de transporte y de distribución que se encuentran regulados. Esta suma es la que abona en cada boleta el usuario.

“Los generadores ganan con la venta de la energía y los transportistas con el coste del transporte únicamente. Del costo de la energía se obtiene un porcentaje por el transporte y el riesgo que conlleva el mismo. En el último eslabón ocurre lo mismo y a partir de esta se conforma un cuadro tarifario que tiene en cuenta el porcentaje correspondientes por cada uno de estos. Esto es lo que pagamos todos los meses y de allí se reparte”, explicó Jasid.

Sin embargo, indicó que “las tarifas en lo que respecta al transporte y la distribución se encuentran congeladas desde hace ocho años. No tenemos un aumento, pero al mismo tiempo las cosas aumentaron al 300%. Pero para los generadores es diferente”, y agregó que “todos los aumentos que ha habido en las tarifas han sido los costos generación. Lo que se está pagando es el aumento de la energía en el Mercado Mayorista Eléctrico pero como está desregulado y es el mercado el que manda se fija ese precio hay que pagar la tarifa”. Es así como se llega a que en todos estos aumentos, ya sean los distribuidores y los transportitas no reciben un valor mayor.

Además, explicó – para que el usuario entienda de dónde provienen los aumentos – que “los aumentos se fijaron a nivel nacional porque las transacciones de energía y las económicas se fijan en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM). En tanto que Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, Sociedad Anónima (CAMMESA), que es la compañía que administra el mercado mayorista eléctrico es la encargada de tomar un precio de referencia de la energía realizando un estudio de mercado por medio de la cual establece un precio proveniente de la oferta y la demanda a través de la cual estima el precio promedio de las transacciones en ese mes, precio que aventura”, y añadió que “arriesga un valor que puede variar (que sea excedido o viceversa) con una determinada probabilidad de excedente. En el caso de que se estime un valor de 90 pesos pero después sea de 70 la diferencia se la coloca en un fondo de estabilización y se guarda. Al mes siguiente vuelve a arriesgar y en caso de que la cifra sea menor a la estimada el fondo pasa a cubrirlo”.

►Cuestiones políticas

Más tarde, Jasid continuó revelando: “CAMMESA es una sociedad anónima sin fines de lucro cuyo presidente es el secretario de energía, una entidad política. Como se estuveron sancionando precios muy bajos para no pagar el costo político y no aumentar las tarifas se utilizó el fondo de estabilización que en un momento quedó en rojo. Pero como había que mantener la tarifa congelada se comenzó a subsidiar”.

“Cuando se acabó el dinero para el subsidio este se acabó. Entonces, se decidió mantener el precio para los más pequeños pero no así a los comercios, las industrias y el campo. Entonces se fijó el precio con ese concepto en una resolución de De Vido, además retroactivo a octubre”.

De esa forma, el cuadro tarifario se vio afectado y comenzaron los aumentos. “Y los distribuidores, que somos nosotros, la tenemos que aplicar. La Dirección Provincial de la Energía, que es el ente de aplicación, indicó cómo se aplicaban las leyes mientras que el organismo de control, el OCEBA, controla que se aplique. En este proceso la Cooperativa no tienen ni voz ni voto”.

“Nuestros costos están plantados desde hace ocho años. Cómo hacemos para decir que la Cooperativa no lo cobra si ni siquiera tenemos un beneficio para poder bajarle a la gente los precios”, indicó Jasid añadiendo que en el caso de que existiera la posibilidad se habría realizado una asamblea para que los socios decidieran cómo actuar.

“Si cobramos menos no tenemos con qué pagarle a EDEN”, remarcó y llamó a la conciencia de cada uno de los usuarios –en su caso particular- ya que ellos son “dueños de la empresa y Eduardo Pedeuboy la preside transitoriamente, pero no tiene más voz ni más voto que cualquiera de los socios”.

“Más tarde, se sacó una disposición para los usuarios residenciales, exclusivamente, que en algún periodo del 2008 hayan consumido una o más veces 500 Kw/ h/ M y acrediten no poseer servicio de agua potable en redes, gas natural, escasos recursos económicos y /o situación extrema y precaria situación habitacional podrá solicitar la excepción al pago del incremento tarifario”, nota adjunta a las facturas que no pudieron ser enviada en el mes de febrero, ya que llegó el día 10 y la facturación de la Cooperativa se realizó entre el 8 y el 12. “Pero ni siquiera correspondía porque era de los usuarios rurales y esto es para los residenciales. Ahora que estamos facturando a los residenciales lo enviaremos, pero otra cosa no podemos hacer”, expresó.

►Soluciones

En cuanto a las medidas que se podrían llevar a cabo, el ingeniero Jasid explicó que en el caso de la Cooperativa no hay entidad para “protestar por su cuenta porque nos dejan en jaque porque estaríamos protestando en contra de las decisiones políticas. Si en definitiva los aumentos son impuestos, con ellos se recauda más para el Estado”, sino dirigirse a la Federación. “Si todas las Cooperativas nucleadas en la Federación, cosa que hemos hecho, e ir todos juntos a las entidades correspondientes donde se toman las decisiones”.

“Cuando nos enteramos del nuevo cuadro tarifario pedimos a nuestro asesor legal que realizara un estudio. De allí surgió que era anticonstitucional, nos brindó los motivos y en cuanto a lo que la Cooperativa podría hacer nos indicó hacer lo que hemos hecho: ir a la Federación”, declaró.

Ante la posibilidad de presentar un recurso de amparo, manifestó que no está dentro de las posibilidades de la entidad ya que ellos no se ven perjudicados ya que son un eslabón de la cadena. El perjuicio en cambio es para los usuarios pero desde la Cooperativa no se cuenta con la representatividad, de acuerdo a lo que manifiesta su estatuto, para pedir un recurso en nombre de los usuarios. Por otro lado, no consideró esta posibilidad como viable por su alto costo y su dudosa resolución.

En tanto, recordó que años atrás una situación similar ocurrió y se logró retrotraer la situación gracias a las presentaciones a nivel nacional de ONGs y de Defensa al Consumidor.

En lo que respecta a los usuarios de la Cooperativa recordaron que buscarán ayudar mediante facilidades de pago.

Por último, manifestó su agrado a las iniciativas populares que están juntando firmas para pedir la derogación de las leyes que permitieron los aumentos. Sin embargo, advirtió: “Que no se mezclen ni la política ni los abogados para que triunfen los pedidos y esto prospere”.

Autor: Redacción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •