Ralph Votapek: “El piano siempre me atrajo”

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

En la previa al concierto que brindó el pasado domingo 13 en el Colegio Nacional, el pianista mantuvo una entrevista donde habló de su pasión • Elogió la sala de conciertos de nuestra ciudad y dio a conocer su cariño por Mercedes.

Por Susana Spano

A entrar a la sala de conciertos del Colegio Nacional lo vi, sentado al piano, interpretando parte de la Sonata de Schubert que ejecutará,  más tarde, en el concierto.

Con muy buena predisposición accede a realizar la nota, cuando un miembro de Proarte Mercedes se acerca a solicitárselo.

En su visita número veinticuatro ante mí está, el hombre que desde hace setenta años comenzó un romance con el piano, que hoy sigue más vivo que nunca

S.S.-  Usted comenzó a tocar el piano a los nueve años ¿Qué lo llevó a inclinarse por este instrumento?

R.V.-  Mis padres compraron  un piano para mi hermana mayor y a mí me atrajo desde el principio.  En ese momento estaba estudiando guitarra. Antes había estudiado el violonchelo en el colegio secundario  para entrar en la orquesta pero el piano, desde que lo vi en mi casa, supe que era el instrumento para mí.

Lea también:  Realizan mural y pañuelazo, por la despenalización del aborto

S.S.- ¿A qué edad dio su primer concierto?

R.V.- Como solista, a los catorce años, en el Conservatorio de Milwaukee Wisconsin. Pero no fui un niño prodigio; era buen estudiante, nada más  y al ingresar a la Universidad de Northwestern, comencé a practicar más horas porque en el secundario no hay tiempo para dedicarse tanto.

S.S.- Y cómo fue aquel primer concierto ¿Estaba muy nervioso?

R.V.- Cuando uno es muy joven no hay nervios, al ir creciendo sí. Entonces se debe practicar mucho para superarlos. Y hasta la actualidad, cuando toco una pieza por primera vez, me siento nervioso.

S.S.- ¿Entre los compositores que usted ejecuta, tiene algún preferido o hay varios que le interesan?

R.V.- Tengo veinticinco preferidos y si hubiera que reducir el número, tal vez podríamos llegar a seis: Mozart, Beethoven, Schuman, Brahms, Chopin y Debussy.

Esta noche toco justamente Debussy y  Gershwin, que está entre mis veinticinco preferidos pero no lo puedo poner en la lista acotada porque no escribió tanto para piano, sin embargo me gusta mucho.

Lea también:  Inscripción abierta para el maratón aniversario de Mercedes

S.S.- Usted es Presidente Honorario de Proarte Mercedes y tiene una suerte de romance con nuestra ciudad. ¿Qué siente cada vez que regresa a Mercedes?

R.V.- Me siento muy cómodo porque cuando uno se dedica a esto: dar conciertos, realizar muchas giras, siempre hay stress pero en Mercedes lo siento mucho menos. Además esta sala es muy brillante y eso me ayuda; probablemente es la más brillante de la Argentina porque tiene una acústica increíble.

El tiempo apremia y debe volver a repasar las obras, dentro de unos momentos va a reencontrarse con el público que, expectante, aguarda reencontrarse otra vez  con él.

Al alejarme escucho el perlado toque de la Sonata en Mi Mayor de Scarlatti, que iniciará el concierto de esta noche. Envuelta en la magia de los sonidos llegó a la salida, preguntándome si la sala del Colegio Nacional tiene una acústica asombrosa o, un artista prodigioso hace que los sonidos vuelen, libres, amalgamados en sonoridades  nunca antes escuchadas.

  Compartir:

Deja un comentario

*